Artículos y Cartas publicadas en prensa

 

Monarquía y tauromaquia: La historia no olvida

España campeona y la chulería torera.

Algemesí, peor que Tordesillas.

Coria y sus festejos taurinos inmemoriables.

Y los antitaurinos/as, ¿cabemos en España?

 

INMIGRACIÓN AFRICANA. TODOS SOMOS RESPONSABLES

INMIGRACIÓN AFRICANA. TODOS SOMOS RESPONSABLES

Triste es ver la poca sensibilidad con que los europeos tratamos a los inmigrantes africanos, máxime cuando África ha sido uno de los territorios más saqueados por los occidentales en su afán imperialista. O, ¿Acaso ya nadie lo recuerda?.

Porque los acontecimientos presentes son el resultado de sucesos pasados, volvamos la vista atrás y preguntémonos: ¿Qué ocurría en las fronteras africanas cuando los europeos en el s. XVI desembarcaban en sus costas para comprar esclavos a los que utilizar como mercancía y mano de obra en el Nuevo Mundo?; ¿Qué tipo de ley, orden o mandato permitió que países como Francia, Reino Unido, Bélgica, Alemania, Italia, Portugal y España se adentraran en territorio africano para expoliar sus riquezas en el s. XIX?. Sí, íbamos a “civilizarlos”, nos decían. Y fue entonces cuando los occidentales blancos, con su natural prepotencia, impusieron sus normas y sus principios a los “salvajes” para hacerse con el poder.

Entramos pues los europeos en su casa (África) y la destrozamos; despojamos a sus gentes de su cultura, de sus modos de vida, de sus propios sistemas productivos… y luego, cuando la desfachatez y la desvergüenza de los europeos se hicieron insoportables, soltamos las amarras y dejamos a sus habitantes a la deriva. Ya no queremos saber nada de ellos…¡Que no vengan a darnos problemas!: Nos molestan.

Eso sí, seguiremos utilizando África para dejar en sus territorios toda nuestra basura electrónica. Lo que nos hace la vida más fácil y más guay (el móvil, el ordenador, Ipad, los electrodomésticos…), cuando ya no lo necesitamos, para no contaminar nuestro medio, amontonamos los despojos y los trasladamos dentro de sus fronteras.

Sí: Europa tiene una deuda con África. Por eso a algunos nos duele ver que cuando africanos desesperados intentan apartarse de sus vapuleados países para intentar alcanzar el mundo que los occidentales les hemos mostrado como idílico, tengamos el descaro de plantear la duda de si es ético dejarlos entrar o permitir que mueran en el intento de cruzar la frontera de una “civilización” anhelada.

Recogemos lo que sembramos ( o, en este caso, lo que destruimos). Ya va siendo hora de que Europa comience a entonar el “mea culpa” y deje de escurrir el bulto en un problema que ella misma ha generado.

Mª Luisa Ibáñez

IDEAL 20-02-2014

 

EDUCACIÓN INFANTIL Y TAUROMAQUIA.  ¿En manos de quién dejamos a nuestros niños?.

EDUCACIÓN INFANTIL Y TAUROMAQUIA. 
¿En manos de quién dejamos a nuestros niños?.
Que las escuelas taurinas sean consideradas “centros docentes” en el Plan ideado por el Sr. Ministro de Educación y sus expertos taurinos para fomentar la tauromaquia resulta escandaloso e improcedente, pero que desde los mismos colegios públicos se promocione el maltrato animal ( de becerros, novillos y toros), daña la razón y el alma de muchos ciudadanos/as españoles, sobre todo de los padres y madres que percibimos cómo desde las mismas instituciones públicas se está pervirtiendo la inocencia, la bondad natural y la empatía de nuestros hijos hacia los animales.
Y lo peor de todo es que ésta va a ser la tónica general a partir de ahora. Sin ir más lejos, hace unos días en Bailén, el Colegio Historiador Jesús de Haro, que tiene bajo su tutela y responsabilidad educativa a pequeños de 3, 4 y 5 años, ha permitido que durante sus II Jornadas de puertas abiertas un torero (una persona cuya profesión consiste en torturar con “arte” y “cultura” a animales inocentes) entre en su espacio para impartir un taller y una tertulia taurina, con el consentimiento y aprobación de la Junta de Andalucía, el Ayuntamiento de Bailén y el mismísimo Inspector de Educación de la zona.
Es desolador escuchar esta noticia, pues, al hacerlo, vemos como todo el discurso educativo se desploma. Considerar la tortura de animales una actividad no sólo “normal” sino elogiable, reconocida y aplaudida por los profesionales de la educación, nos hunde en la miseria moral, y las elevadas palabras de la Ley Orgánica de Educación cuando reconoce como uno de los fines de la educación “La formación para la paz, el respeto a los derechos humanos, (…) así como la adquisición de valores que propicien el respeto hacia los seres vivos (…)” caen al abismo. O, ¿Será que aquí en España, los becerros, novillos y toros no son considerados seres vivos?.
Propongo, pues, al Sr. ministro de Educación, Cultura y Deporte, que revise el material bibliográfico con el que trabajan nuestros niños en los colegios, de tal forma que en el libro de Ciencias de la Naturaleza se plasme una nueva clasificación de los seres vivos donde los bóvidos (becerros, novillos y toros bravos) desaparezcan del contexto donde les corresponde estar, para pasar a ser considerados “entes”, “productos culturales” o mercancías. Lo digo, porque, si no es así, nuestros hijos entrarán en dicotomías que nadie podrá resolver. Y todo porque los educadores españoles no tienen la valentía de acogerse a la objeción de conciencia antes de poner en práctica el maquiavélico plan del Sr. Wert para fomentar la tauromaquia (maltrato animal) entre los niños. 
Porque, seamos racionales: no se puede pretender inculcar a los niños el respeto a los seres vivos para luego enseñarles lo “bonito” que resulta torturar a becerritos y toros. Más seriedad señores/as “educadores/as”, y más respeto hacia los niños. Tengan presente que cuando dejamos en sus manos a nuestros hijos, esperamos de Uds. que protejan su inocencia, su dignidad y su integridad moral; que colaboren para hacer de ellos personas honestas e íntegras; no, que los perviertan y conviertan en fanáticos de una tradición cruel y depravada que nos impide progresar como país y nos envilece como pueblo. 
Y no lo olviden; los niños son niños, pero no son tontos. Alguno de los que hoy están intentado manipular, mañana le pedirá cuentas por el daño recibido. Tiempo, al tiempo.

 Mª Luisa Ibañez

DIARIO JAEN 04-03-2014

 

ÉBOLA: ¿Dónde está la “mezquindad”?

ÉBOLA: ¿Dónde está la “mezquindad”?

 La trascendencia internacional de la noticia del sacrificio de Excalibur, el perro de la infectada por el ébola en España, les resulta a muchos muy “mezquino”. Dicen que por ver cómo la gente se preocupa más de un “puto perro” que de miles de personas y niños que están muriendo en África.

¿Mezquino?. Mezquino es que el mundo entero permita que aún en s. XXI la riqueza mundial se reparta entre unos pocos países y/o familias poderosas mientras millones de seres humanos inocentes, después de haber sido indecentemente explotados por las potencias occidentales, sigan siendo ahora despreciados y  olvidados por los países ricos. Esos que hoy llaman “mezquinos” a los que sin despreciar, por supuesto, la vida de las personas y lamentar profundamente la situación de las que se encuentran en África, pedimos que no se sacrifique innecesariamente a un perro, son los que se quedan con los brazos cruzados y callan ante tan indecente  y obsceno reparto de la riqueza en el mundo.

¿Por qué no se ha investigado seriamente sobre el Ébola para sacar al mercado un medicamento realmente eficaz para combatirlo?; ¿ Será porque no interesa a la industria farmacéutica?. ¿A quién le importa África?; ¿Por qué no ayudan los países y organismos internacionales a esos países, explotados, saqueados y finalmente olvidados,  para que puedan progresar en todos los niveles?. Seguro que más ayuda internacional,  real y honesta, evitaría muchas de las tragedias humanitarias que a menudo sacuden ese continente.

Eso: ¿Eso no es mezquindad? .

Los que se escandalizan porque haya personas que luchan con ahínco por el bienestar animal deben saber que esas mismas personas también nos indignamos por la indecente avaricia del mundo “civilizado” que permite que millones de seres humanos mueran en el mundo por hambre o enfermedad…

Eso sí que es mezquindad.

Mª Luisa Ibáñez

IDEAL 11-10-2014

 

ESCUELAS DE TAUROMAQUA: ¿CENTROS DOCENTES?

 

ESCUELAS DE TAUROMAQUA: ¿CENTROS DOCENTES?

¡Qué cosas! ¿Verdad? . Pues sí, ahora resulta que según el nuevo Plan Nacional de Fomento de la Tauromaquia (PENTAURO) ideado por el Sr. Ministro de Educación y sus “expertos en asuntos taurinos”, las Escuelas de tauromaquia deben ser consideradas “centros docentes”. Ante eso, muchos nos preguntamos con estupor: pero ¿ Qué enseñan?.

Sabíamos que el sistema educativo español era pésimo; que estábamos situados en la cola del ranking de los países europeos en esta materia. Creíamos que sentirnos avergonzados por ello sería suficiente para expiar la pena, pero lo que no esperábamos era que podíamos caer aún más bajo.

Y es que mientras algunos padres intentamos en los hogares suplir las deficiencias de las enseñanzas académicas estatales con una educación integral que permita, por lo menos, a nuestros hijos llegar a convertirse en personas dignas, nos dicen desde el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte que las Escuelas de tauromaquia (esas donde enseñan a los niños cómo torturar “con arte” a los becerritos) deben ser consideradas “centros docentes”.

Visto esto, todo nuestro empeño por formar a personas honestas parece fuera de lugar, porque mientras muchos intentamos inculcar en nuestros hijos el valor de la sinceridad, en esos “centros” aprenden la ciencia del engaño y la burla; frente a los valores de la conmiseración y el respeto por todo y por todos, aprenderán el “contra-valor” del desprecio más absoluto a seres inocentes y la indiferencia ante el dolor ajeno. La benevolencia y la honestidad serán sustituidas por la perversidad y el deshonor; la sencillez y la modestia por la prepotencia y la bravuconería, el afán de alcanzar una falsa grandeza y el delirante orgullo de sentirse “superior” a un animal.

¿ Qué pensarán los europeos de todo esto?. Yo, prefiero hacerme extranjera

 Mª Luisa Ibáñez

IDEAL  15.02-2014

 

BECERRADAS, NOVILLADAS Y CLASES PRÁCTICAS DE TOREO. ¿DÓNDE QUEDA LA DIGNIDAD?

 

BECERRADAS, NOVILLADAS Y CLASES PRÁCTICAS DE TOREO. ¿DÓNDE QUEDA LA DIGNIDAD?

Uno de los argumentos que aún siguen esgrimiendo los defensores de la “fiesta” para justificarla es considerar plausible, lícito y justo que los toros mueran en la plaza atormentados dada la buena vida que han llevado en la dehesa y la supuesta “dignidad” con la que mueren, luchando furiosa pero ”gustosa” y “sensualmente” ante el torero.

Dignidad que, como todo el mundo sabe, el toro nunca entenderá, pues tal concepto hace referencia a una cualidad humana y, como tal, debería presidir los actos de las personas decentes e íntegras. Pues bien, esa dignidad humana de la que se despojan los aficionados mientras contemplan placenteramente el escalofriante espectáculo en el que un animal es atormentado, se la quieren endosar al toro, el cual, según ellos, muere “dignamente” después de una larga vida en la dehesa.

Sin embargo, y contrariamente a ese “argumento”, me pregunto: ¿Qué pasa con las becerradas, novilladas y clases prácticas de toreo?. Para las becerritas que mueren atrozmente a manos de jóvenes borrachos o inexpertos niños aprendices de torero, ¿dónde está la muerte “digna”?, ¿dónde el ímpetu de lucha de estas crías de animal que lo único que pretende es volver con su madre ?; ¿dónde su larga vida en la dehesa?. Y ¿dónde queda la “dignidad” para las vacas y toros jóvenes que son utilizados en los entrenamientos de los “maestros” a puerta cerrada donde sin reglas, sin música, sin público, sin tiempo y sin piedad son utilizados y atormentados en largas lidias para adquirir destreza con el fin de poder alardear de su “valentía” delante del respetable el día de la corrida?.

Y ¿dónde la dignidad de los que observan impasibles el sufrimiento del animal y se divierten, de los que ejecutan las torturas y de los que las promocionan?.

Mª Luisa Ibáñez

IDEAL 01-05-2012

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *